Descubre la historia de los horóscopos

La astrología tiene una larga historia que se origina en las primeras civilizaciones humanas, y algo similar sucede con los horóscopos si los entendemos como construcciones o esquemas que intentan explicar el impacto de los astros sobre la personalidad de los hombres. En este artículo abordaremos la historia de los horóscopos, intentando resumir algunas de las principales cuestiones que dieron vida al zodíaco occidental tal cual hoy lo conocemos.

Verdaderamente es muy complejo sintetizar la historia de los horóscopos en un artículo, teniendo en cuenta que existen desde hace miles de años y que no solamente deberíamos referirnos al horóscopo tradicional u occidental, que más allá de su popularidad es solamente uno entre tantos otros sistemas de análisis astrológico, todos ellos desarrollados por variadas civilizaciones a lo largo y a lo ancho del planeta y en épocas diferentes.

Historia de los horóscopos: Alejandro Magno y Egipto

Ahora bien: ¿cómo y dónde surgen los signos zodiacales que actualmente integran el horóscopo? Tienen su origen en Babilonia, aproximadamente sobre el siglo V antes de Cristo. Alejandro Magno de Macedonia fue el responsable de introducirlos en la cultura romana, y por consiguiente pasaron a formar parte de la tradición occidental. Al mismo tiempo, la ocupación de Egipto por parte del líder macedonio permitió que estos conocimientos fueran especialmente valorados por los egipcios.

Precisamente una de las culturas que tomó con mayor fuerza como propios los símbolos relacionados con el zodíaco fue la egipcia. Fieles a su inclinación esotérica y trascendental, los egipcios de esa época otorgaron a los signos un significado que excedía con creces la realidad presente y material. Es así que la palabra horóscopo proviene de la combinación del término egipcio “Horus” y el vocablo griego “skopo”. Su significado es “mirar al horizonte”, y nos habla claramente del sentido que adquirió esta práctica.

Anteriormente, la cultura egipcia ya había desarrollado su propio horóscopo de doce signos, con base lunar y que respondía a la protección y la influencia de sus dioses más importantes. En consecuencia, puede decirse que los cimientos del horóscopo occidental se hallan, por un lado, en la astrología creada por los caldeos y, al mismo tiempo, en la profundización producida por los egipcios de la información aportada por Alejandro Magno, que además se integró con la cultura ancestral del pueblo que dominó el Valle del Nilo.

Historia de los horóscopos: Grecia y el zodíaco

Con posterioridad, la cultura griega continuó desarrollando las características de los signos, pero es en este momento en el cual se suman las figuras de animales que representan a muchos de los perfiles astrológicos en la actualidad. De este período proviene el término griego “zodiakos”, que quiere decir “el camino de los animales” y fue utilizado para dar nombre al sector del cielo en el cual era posible apreciar las estrellas que conformaban las constelaciones.

Justamente se seleccionaron doce constelaciones, que eran visitadas por el sol en una ocasión por año. Así nació la estructura básica de los signos zodiacales y se establecieron sus fechas de inicio y finalización. Además, los griegos dividieron el área del espacio celeste denominada como zodíaco en doce partes idénticas de 30 grados cada una, otorgándole a cada sector el influjo de una de las constelaciones, previamente descubiertas en la Mesopotamia. Luego las armonizaron con los meses que responden a los ciclos lunares, dando lugar a los signos que todos conocemos.

Para finalizar, vale tener en cuenta que el horóscopo occidental es solamente una de las tantas interpretaciones astrológicas desarrolladas por el hombre. Los mayas, los chinos, los celtas, los hindúes y muchas otras civilizaciones también crearon una forma particular de leer el movimiento de los astros.

ARTÍCULOS RELACIONADOS